Mastalgia

Mastalgia

El 66 % de las mujeres presentan dolor a nivel mamario en algún momento de su vida
Mastalgia
Publicado: Abril 2013

El dolor a nivel mamario es, como síntoma, el principal motivo de consulta en la policlínica de mastologia. Si bien suele ser un motivo de preocupación para las mujeres, ya que tienden a asociarlo con un síntoma de cáncer, no es el dolor un síntoma característico de esta patología, sino que es más frecuente en patologías benignas.

Como contrapartida, desde la visión del médico, muchas veces se minimiza, por la misma razón, pero no deja de ser una verdadera causa de disconfort para la mujer, que incluso dificulta sus tareas habituales, la actividad laboral, deportiva, su vida sexual, su descanso durante el sueño e incluso hasta su forma de vestir.

Debemos diferenciar dentro de los distintos tipos de dolor mamario la Mastodinea de la Mastalgia.

La mastodinea es un dolor asociado al síndrome premenstrual, de inicio en la segunda mitad de ciclo y de presentación bilateral. Se asocia con la tensión mamaria secundaria al cambio de fase hormonal, que puede vincularse a niveles bajos de progesterona post ovulatorios. Es poco frecuente su asociación con tumoraciones, y en caso de ser así suelen ser de tipo quístico y de etiología benigna.

La mastalgia es el dolor mamario no cíclico, de múltiples causas como son cuadros orgánicos, inflamatorios, traumáticos, vasculares o tumorales. Dentro de los cuadros orgánicos los quistes son una clara causa de dolor, al igual que las mamas con cambios fibroquisticos. Los fibroadenomas son causa de dolor cuando son de rápido crecimiento y generan mucha angustia en las pacientes por el miedo a un tumor maligno.

Por otro lado no se deben desconocer posibles diagnósticos diferenciales del origen del dolor, ya sean de origen osteocartilaginosos como la osteocondritis, dolores musculares vinculados a desgarros o contracturas tanto a nivel de los músculos pectorales como del dorsal ancho, y menos frecuentes dolores de causa radicular, fibromialgias o stress.

Existen factores que influyen en la aparición y/o la persistencia del dolor mamario. Hábitos alimenticios como la ingesta excesiva de sodio, las metilxantinas (presentes en el chocolate, café, mate o refrescos cola) y las dietas ricas en grasas saturadas pueden aumentar cuadros de dolor o tensión mamaria.

El ejercicio físico intenso, con ropa inadecuada de sostén de las mamas o de textura inadecuada, puede ser causa de dolor en la glándula mamaria o tensión y lesión a nivel de pezón. A su vez el uso de sostenes con aros o de tamaños inadecuados puede causar dolor.

Dentro de las posibles clasificaciones, es clásico dividirlas en cíclicas o acíclicas, vinculadas al ciclo menstrual.

Dolor cíclico. Corresponde al 65% de las mastalgias y se presenta en los años previos al climaterio. Aparece en la segunda mitad del ciclo menstrual, a partir de la ovulación y en el período secretor a nivel endometrial y tiende a ceder al llegar la menstruación. Su topografía suele abarcar lo sectores súpero externos de las mamas, ya sean uni o bilaterales.

Dolor acíclico. Corresponde al 35% restante de las mastalgias y no se relaciona con el ciclo menstrual. Se puede presentar en forma uni o bilateral, en forma localizada o difusa.

mastalgia2.JPG

Los estudios paraclínicos a realizar frente a la consulta por dolor mamario están destinados en primera instancia a descartar la patología maligna, si bien se debe tranquilizar a la paciente en el entendido de que es poco probable un hallazgo con esas características. 

La ecografía suele ser el primer estudio a plantear frente a la presencia de dolor mamario. Su utilidad es limitada, ya que si bien es útil para detectar tumoraciones quísticas e incluso guiar su evacuación por punción, o confirmar la presencia de un fibroadenoma, muchas veces no se encuentra ninguna imagen que justifique el dolor. Por ello es importante aclarar que el estudio tiene sus limitaciones para el diagnóstico etiológico del dolor. La mamografía es aún más limitada frente a este síntoma ya que su principal objetivo es detectar lesiones pre malignas que en general no se asocian con dolor. La dosificación de los niveles de prolactina puede ser de utilidad, dado que la presencia de una hiperprolactinemia puede determinar tensión mamaria y dolor.

En cuanto a las opciones terapéuticas, es primordial realizar una adecuada evaluación de factores determinantes del dolor, más allá de una eventual causa orgánica.

En primer lugar se debe tranquilizar a la paciente de la baja asociación entre mastalgia y cáncer de mama, a pesar de lo cual se deben despistar factores de riesgo para cáncer.

 

mastalgia3.JPG

Realizar ajustes en lo higiénico, tanto en el uso de vestimenta adecuada de uso diario como para realizar actividades deportivas.

En lo nutricional, evitar las xantinas y las dietas ricas en grasas.

En lo medicamentoso, valorar el uso de anticonceptivos orales o de terapia de reemplazo hormonal que pueden ser el origen del dolor.

Como tratamientos sintomáticos, existen múltiples opciones, pero no hay ninguna que sea claramente superior a otra.

Se pueden utilizar antiinflamatorios tanto por vía oral como de uso tópico.

 

mastalgia4.JPG

El ejercicio físico intenso, con ropa inadecuada de sostén de las mamas o de textura inadecuada, puede ser causa de dolor en la glándula mamaria o tensión y lesión a nivel de pezón

 

Los analgésicos como el diclofenac son útiles, a una dosis de 50 mgrs cada 12 horas o 100 mgrs / día, mientras presenta sintomatología, pero se debe tener en cuenta que su uso no sea prolongado por la repercusión gástrica que puede causar. Otra opción en caso de patología digestiva asociada es el uso de ketoprofeno a dosis de 100 mgrs /día.

La aplicación local transdérmica a base de progesterona, una vez descartada la patología oncológica, ya sea en presentación de gel al 1% o pomada al 10 %, es una excelente opción terapéutica. Se utilizan en la segunda fase del ciclo menstrual o incluso en forma diaria.

Una opción alternativa aunque no muy difundida en nuestro medio sería el uso de tamoxifeno, en dosis de 10 mgrs/día por un período prolongado.

Si la causa de la mastalgia es la hiperprolactinemia, se puede realizar la inhibición de la misma con cabergolina 0,5mgrs en forma bisemanal, por un período de dos meses. La bromocriptina a dosis de 2,5 mgrs cada 12 horas es otra opción, pero sus efectos secundarios hacen difícil el cumplimiento del tratamiento.

A modo de resumen, podemos decir que el dolor mamario es un motivo frecuente de consulta, que suele ser una situación que genera stress en la paciente, y que requiere un correcto interrogatorio y examen físico, para una vez descartada la infrecuente patología maligna asociada al dolor, tranquilizar a la paciente y buscar el alivio del síntoma.

Palabras Clave: Mastalgia, Dolor a nivel mamario
Código de Artículo: 5074
Fuente / Referencias Bibliográficas:

Bibliografía recomendada: Protocolos de mastología del Instituto Dexeus

AUTOR/ES DE ESTE ARTÍCULO:

Especialidad: Ginecología
  • Profesor Adjunto Ginecotocología, F.Medicina U.DE.LA.R
  • Presidente Sociedad Ginecotocológica del Uruguay
  • Coordinador Reg. Conosur Comité Oncología Ginecológica F.LA.S.O.G.