El deportista diabético e hipertenso

El deportista diabético e hipertenso

Debemos educar a nuestros pacientes, familiares y amigos en cuanto a los beneficios de una actividad física responsable y programada
El deportista diabético e hipertenso
Publicado: Abril 2013

A mayor intensidad de ejercicio se observa mayor depleción de glucógeno muscular. Este efecto se mantiene durante más tiempo, una sensibilidad a la insulina más efectiva.

 

Diabetes - Etiopatogenia

Definimos a la Diabetes como la alteración del metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y proteínas ocasionada por un defecto en la secreción y/o acción de la insulina, de etiología múltiple, y caracterizada por hiperglucemia crónica.

Es el conjunto heterogéneo de síndromes de etiología diversa, que cursan con hiperglicemia como resultado de un defecto absoluto (DM1), o relativo (DM2) de la secreción y/o acción de la insulina a nivel periférico.

En etapas evolucionadas de la enfermedad se asocian complicaciones vasculares tanto en la micro como en la macro circulación.

 

Diagnóstico

2 Glicemias de ayuno mayores o iguales a 126 mg dl
2 horas posteriores a PTOG mayor o igual a 200 mg dl
Glicemia al azar mayor a 200 mg dl más síntomas del síndrome poliurodípsico Hemoglobina glicosilada mayor igual a 6,5 %

 

deport2.JPG

A mayor intensidad de ejercicio se observa mayor depleción de glucógeno muscular. Este efecto se mantiene durante más tiempo, una sensibilidad a la insulina más efectiva

 

El deportista diabético

Se ha demostrado una aceleración en el transporte intracelular de glucosa a partir del incremento de la actividad de sus transportadores específicos (glut 4).

A mayor intensidad de ejercicio se observa mayor depleción de glucógeno muscular. Este efecto se mantiene durante más tiempo, una sensibilidad a la insulina más efectiva.

Se han observado reducciones de hasta 35% en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en personas activas. Por otra parte, se ha observado disminución en la aparición de complicaciones de la diabetes en pacientes sometidos a planes de ejercicios físicos

Los ejercicios programados forman parte de la estrategia terapéutica para el control de la glucemia y la prevención en la aparición de diabetes tipo 2.

• En un metaanálisis de Chudyk y Petrella sobre 37 investigaciones que evaluaron ejercicio aeróbico solo y asociado a los de sobrecarga muscular pudo observarse la reducción de los niveles de glucemia y hemoglobina glicosilada. También estuvo asociado el ejercicio con mejor control de triglicéridos, circunferencia de cintura y presión sistólica en pacientes con diabetes tipo 2.

• Actividad Física y Síndrome Metabólico 2

 

deport3.JPG

Se deben prescribir las actividades aeróbicas, que requieran grandes grupos musculares y de bajo impacto. Con una intensidad entre baja y moderada

 

Recomendaciones

1) Relación positiva entre sedentarismo y presencia de síndrome metabólico

Clase I Nivel de evidencia A

2) Ejercicios físicos aeróbicos de moderada intensidad, 4 ó más días por semana, asociados a actividades de sobrecarga muscular, 2 días por semana, en pacientes con síndrome metabólico para colaborar en su resolución.

Clase I Nivel de evidencia B

3) Ejercicios aeróbicos de baja intensidad y duración para control del síndrome metabólico. Clase III Nivel de evidencia C

 

Evaluación preparticipativa

Es de fundamental importancia la realización de un examen completo al paciente diabético previo a su participación en actividades deportivas.

En primera instancia, la valoración paraclínica habitual, además de una hemoglobina glicosilada.

Debemos valorar las posibles repercusiones a nivel de la microangiopatía como son la presencia de retinopatía fondo de ojo), nefropatía (examen de orina, microalbuminuria, función renal), descartar pie diabético.

En la macroangiopatía evaluar la vascularización encefálica, coronaria y en MMII.

A nivel cardiovascular la realización de ECG, ecocardiograma y ergometría es de fundamental importancia para estos pacientes.

Luego de valorado de forma completa, el paciente debe de ser interrogado en cuanto a la presencia de síntomas de riesgo, las cifras habituales de glicemia.

 

Ejercicios

Durante la realización de ejercicios prolongados de moderada y alta intensidad, son de fundamental importancia las colaciones con carbohidratos o jugos azucarados, y en caso de pacientes insulinodependientes, esto cobra una relevancia mayor.

Se deben prescribir las actividades aeróbicas, que requieran grandes grupos musculares y de bajo impacto.

Con una intensidad entre baja y moderada (40-60% de la frec-card.máxima) fórmula karvonen 220-edad.

Con una intensidad de 70% o más de la FCM, se incrementan los beneficios cardiovasculares. En cuanto a la duración se indican ejercicios prolongados desde 20 a 60 minutos 3 a 7 veces por semana.

Se debe evitar ejercicios intensos previos al descanso nocturno por el alto riesgo de hipoglicemia.

En cuanto a los ejercicios de fuerza y resistencia muscular, se indican ejercicios con el propio peso corporal, o utilizando gomas, pesos libres y aparatos, ejercicios estáticos o dinámicos, pero evitando siempre maniobras de valsalba.

La intensidad debe encontrarse entre media y baja (40-60% de 1RM), con una duración de 20 minutos y de entre 2 y 3 veces por semana separadas por 48 horas.

La prescripción en pacientes diabéticos debe ser individualizada y supervisada por especialistas, los controles glucémicos deben encontrarse dentro de cifras normales.

Cuando las pautas de ejercicios son establecidas y llevadas a cabo con responsabilidad, la literatura mundial le da tanta importancia y peso al ejercicio como al tratamiento farmacológico para el control de las cifras de glicemia en estos pacientes.

El mundo moderno, con un mayor sedentarismo, una dieta inadecuada, el stress creciente, sumado a otros hábitos inadecuados, están haciendo que las cifras de pacientes diabéticos continúen aumentando de forma exponencial. Debemos luchar contra ello.

 

El deportista hipertenso

Definimos la hipertensión en adultos mayores de 18 años como una PA mayor o igual a 140/o 90 tomada adecuadamente en 3 mediciones sucesivas o en 2 consultas diferidas.

En niños o adolescentes la PAS Y O PAD mayor igual al percentil 95 para género, talla y edad.

Pero según la SAHA 2010 la PAS NORMAL 129, LIMÍTROFE DE 130-139, HTA nivel 1 140-159, nivel 2 160-180.

La PAD normal hasta 84, limítrofe entre 85 y 89, nivel 1 90-99, nivel 2 mayor de 100.

Según la J of Hypertens (esp) 2001 vol 6 N2, en Uruguay hay una prevalencia del 33% de HTA en adultos, de los cuales el 68% tiene conocimiento, 42% se encuentra en tratamiento, y solamente el 11% está controlada.

 

Evaluación previa

Frente a un paciente que asiste al consultorio para prescripción de ejercicio y nos refiere cifras de PA alteradas en algunas oportunidades y que no cumple tratamiento, debemos en primer lugar confirmar el diagnóstico y nivel de HTA.

Estamos obligados a descartar causas de hipertensión secundaria y presencia de otros factores de riesgo, valorar la repercusión de ésta en órganos blancos y comorbilidades.

Los estudios recomendados en HTA son:

· Electrocardiograma
· Ecocardiograma
· Mapa de 24 horas
· MDPA
· Eco doppler cardíaco y carotideo
· Rutinas en sangre y orina

Luego de haber culminado con la valoración previa, debemos interrogar al paciente en cuanto a preferencias deportivas.

 

A manera de resumen

· Los deportistas con HTA limítrofe pueden participar en todos los deportes si la PA está controlada.
· Deportistas con hta grado 1 sin DAB (daño de órganos blanco) pueden participar en todos los deportes.
· Deportistas con grados más elevados de HTA, aún sin DOB, deberían evitar deportes con alta intensidad estática (isométricos), al menos hasta la demostración del control adecuado de las cifras de PA, en reposo y esfuerzo máximo.
· Seguimiento anual con exámenes complementarios y registros.

Al igual que en la diabetes, el tratamiento de la HTA involucra métodos no farmacológicos y cada uno de ellos lleva consigo una disminución en las cifras de PA.

 

Modificaciones

· Descenso de peso ----------reducción de 5 a 20 mmHg/ 10 kg
· Dieta DASH -----------reducción de 8 a 14 mmHg
· Dieta hiposódica------------reducción de 2 a 8 mmHg
· Actividad física ------------reducción de 4 a 9 mmHg
· Moderación de alcohol----reducción 2- 4 mmHg

Existe un gran impacto a nivel de prevención de eventos cardiovasculares con escasos descensos en las cifras de PA.

La disminución de entre 10 a 14 mmHg más 5 a 6 en la PAD, trae consigo una disminución de 17% en eventos cardiovasculares, 40 % en ACV.

La realización de por lo menos 30 minutos de ejercicio aeróbico por día, 5 a 7 veces a la semana. trae consigo la mejora en múltiples variables orgánicas que influyen de manera positiva en nuestra calidad de vida.

 

Agradecimiento: Al doctor Pablo dos Santos Grado ll de la Cátedra de Medicina del Deporte UDELAR, por su gran dedicación a la docencia en nuestra especialidad, siendo ejemplo a seguir por su calidad humana y profesional.

Código de Artículo: 5067
Fuente / Referencias Bibliográficas:
  • WHO-ISH.1999 Guidelines for the Management of Hypertension Memorandum.
  • Guías Universidad Favaloro diabetes y deporte, HTA y deporte
  • Prescripción del Ejercicio Cátedra Medicina del Deporte UDELAR.

AUTOR/ES DE ESTE ARTÍCULO:

Especialidad: Deportología
  • Posgrado Medicina del deporte UDELAR.
  • Posgrado en cardiología en el deporte y actividad física.
  • Universidad Favaloro, Buenos Aires, Argentina.
  • Desempeño tareas asistenciales en Hospital Evangélico, SEMM, SMI,
  • Médico deportólogo en Club Atlético Progreso.
  • Pasantías en Club Atlético Boca Juniors, Argentina.