¿Cómo lucir una mirada perfecta?

¿Cómo lucir una mirada perfecta?

Contorno de ojos
¿Cómo lucir una mirada perfecta?
Publicado: Febrero 2013

Nuestros ojos, zona expresiva por excelencia, son los primeros en reflejar las marcas del estrés, el cansancio, nuestros estados de ánimo y emociones, los hábitos de vida y principalmente reflejan los síntomas de la edad. Así, van apareciendo frente al espejo las famosas “patas de gallo”, arrugas, bolsas, párpados caídos y ojeras que son los grandes delatores de muchos de estos problemas.

Se dice que los ojos son la ventana del alma, por lo tanto no deberíamos ocultarlos debajo de lentes oscuros sino mimarlos, tratándolos sutil y delicadamente.

Los párpados son estructuras músculo-membranosas, situadas delante de la base de la órbita del ojo. La piel del contorno de ojos es 4 veces más delgada que la del resto del cuerpo, o sea es muy fina, muy delicada, las glándulas sebáceas y sudoríparas son escasas y dada la menor presencia de lípidos y agua, el manto hidrolipídico de esta zona del rostro no aporta su tradicional papel protector; hay menor presencia de colágeno y elastina, menor capilaridad y actividad linfática lenta; de ahí la fragilidad de esta zona.

La piel fina y elástica de los párpados y los movimientos de los músculos palpebrales en general dan lugar a la aparición de las arrugas dinámicas “patas de gallo”, líneas de expresión y a posteriori arrugas profundas. Luego, por la edad o por fotoenvejecimiento, comienzan a aparecer en las zonas gestuales marcas típicas e identificadoras de cada individuo, resultando prematuras en pieles secas y sensibles. En el caso de las arrugas se debería definir si el origen de las mismas es por algún defecto en la visión, o una excesiva exposición al sol.

A partir de los 40 años, a las arrugas se les une la flaccidez y caída de párpados (ptosis) que dan aspecto de cansado y triste al rostro; primero cae el párpado superior, luego el inferior, provocada por la poca calidad de las fibras de la zona, por lo tanto disminución de la fuerza tensora cutánea. Esto hace que a la piel le sea imposible recuperar su postura inicial, y caiga, ayudada aún más por la fuerza de gravedad.

Además aparecen las temidas bolsas, especialmente se ven en el párpado inferior a los 20-30 años si son hereditarias o después de los 40 años debido al envejecimiento. Las bolsas se deben a una hinchazón anormal por la acumulación del líquido intercelular, se incrementan las toxinas y/o puede ser por acumulo de tejido adiposo. Estas antiestéticas manifestaciones tienen su origen en diversos factores, tanto internos como externos.

 

La piel fina y elástica de los párpados y los movimientos de los músculos palpebrales en general dan lugar a la aparición de las arrugas dinámicas “patas de gallo”, líneas de expresión y a posteriori arrugas profundas.

 

• Factores internos:

  • 1. La especial lentitud de la circulación linfáticasanguínea de esta zona.
  • 2. La presencia de problemas en el sistema urinario o endócrino.

 

• Factores externos:

  • 1. Dietas ricas en sal.
  • 2. Cosméticos grasos o la ausencia del cuidado cosmético.
  • 3. Alcohol, tabaco.

 

Durante la noche los párpados y los ojos se relajan, por ende disminuye su constante movimiento; y el sistema linfático no desarrolla prácticamente ninguna actividad. Se forma un pequeño edema en el contorno de ojos. Por la mañana, con los primeros movimientos oculares, el sistema linfático y circulatorio recupera su actividad y el edema desaparece, aunque factores internos y externos descritos anteriormente, pueden dificultar ésta acción.

Y también…las ojeras

Existen dos orígenes bien definidos, que pueden manifestarse independientemente o en conjunto.

  • Hereditario (factor étnico)
  • Cansancio, estrés, falta de sueño…

 

Una microcirculación lenta y deficiente provoca una vasodilatación capilar, transparentándose en la piel fina de los párpados una sombra más o menos marcada, que se acentúa en pieles claras y rostros con pómulos acentuados. Las ojeras dan un aspecto desvitalizado y avejentado al rostro.

Sabemos que tarde o temprano aparecen estas marcas periorbitales antiestéticas de las que nadie está exento. Sin embargo, la cosmética moderna pone al alcance de mujeres y hombres tratamientos específicos, útiles y eficaces, actuando favorablemente. Pero la prevención es nuestro mejor aliado, si tenemos en cuenta ciertas recomendaciones como por ejemplo acudir una vez al año al oftalmólogo para revisar la visión, tener una alimentación equilibrada, higiene diaria de la piel, dormir y descansar lo suficiente, evitar drogas, alcohol, estrés y el exceso de sol.

Aun así, a medida que pasa el tiempo las arrugas, bolsas y ojeras se instalan, y en las últimas décadas que tanto preocupa el envejecimiento, podemos buscar novedosas técnicas de avanzada de uso médico para mejorar el aspecto. Técnicas quirúrgicas como la Blefaroplastia y el Lifting frontal para las bolsas y párpados caídos. Además se encuentran procedimientos de uso médico sin cirugía plástica, los cuales son herramientas para mantener el aspecto juvenil cómo: infiltraciones de ácido hialurónico, mesoterapia, toxina botulínica, hilos tensores, carboxiterapia, peelings, láser o luz pulsada, radiofrecuencia, etc.

Aunque las técnicas médicas tienen resultados muy buenos, el cuidado cosmético adecuado es esencial en esta delicada área y se debe comenzar a una edad temprana, convenientemente a los 25 años con hidratación y protección, lo cual es vital para conseguir una piel resistente y luminosa que logra embellecer y rejuvenecer la mirada.

 

 

¿Se pueden utilizar en esta zona las mismas cremas de rostro?

El área del párpado presenta una formación histológica distinta al resto de la piel, se requieren productos delicados, con limitada impregnación lipídica, ya que esto modificaría su trama natural.

Hoy en día los cosméticos que se venden en el mercado son exquisitos, tienen una completa y alta formulación de diferentes activos que ayudan a mejorar la zona del contorno de ojos: ejemplo de ello son los complejos vitamínicos A, C, E, F y K (contribuyendo a la renovación celular, de acción antioxidante y antiinflamatoria), extractos de algas y cafeína (acción drenante, disminuyendo las bolsas), polipéptidos, ácido hialurónico (activos tensores, regeneradores e hidratantes para las líneas, flaccidez) colágeno y elastina (para aportarle hidratación y elasticidad a la zona), hidroxiácidos (regulan y normalizan la queratinización), filtros solares con antioxidantes en su fórmula. Lo ideal es que el producto cosmético preventivo o correctivo se aplique alejado de las pestañas, en forma circular, y si se coloca en la noche, un rato antes de acostarse.

Se encuentra también aparatología de última generación (electroporación, iontoforesis, microcorrientes, bioestimulación fotónica, radiofrecuencia cosmetológica, etc.), además de parches transepidérmicos que, conjuntamente con las cremas de uso domiciliario o de gabinete, actúan creando un efecto oclusivo que permite la penetración de activos en la epidermis atenuando o corrigiendo bolsas, ojeras y proporcionando un efecto antiarrugas, hidratante y reafirmante. Dichas técnicas se aplican en el consultorio cosmetológico.

Podemos contar con otra técnica no quirúrgica que recupera la expresión y otorga luz en el rostro: “Micropigmentación”, mediante la cual es posible lucir impecable y maquillada las 24 horas. Aporta una solución a personas que carecen de visión adecuada, que padecen problemas de alergias a los cosméticos tradicionales, que no disponen de tiempo para maquillarse y además es complementaria de varios procedimientos quirúrgicos faciales.

Por último, podemos acceder al “Maquillaje correctivo”, ya que con toques imperceptibles disimulamos imperfecciones como ojeras, bolsas, cicatrices, manchas, arrugas. El secreto del éxito del maquillaje está en neutralizar el color y volumen del defecto a corregir para que el tono final sea lo más parecido posible al de la piel. Para esto necesitamos un buen corrector, porque la base no logra cubrir de manera absoluta las imperfecciones. Dichos correctores vienen en diferentes texturas y colores dependiendo de lo que se necesite cubrir.

Debemos tener sumo cuidado con los productos cosméticos que elegimos, principalmente con el maquillaje, porque pueden contribuir a una mayor sensibilidad de la zona, sobre todo cuando son cosméticos no adecuados o maquillaje irritante como aquellos que contienen muchos ingredientes alergenos o perfumes. Este microestrés diario a veces lleva a que se produzcan reacciones alérgicas: pequeñas rojeces, piel seca, picor, inflamación, etc.

Podemos concluir entonces que es a través de los tratamientos cosmetológicos que dedica la Cosmetóloga Médica en su gabinete, como la constancia del paciente de aplicar un producto en domicilio específico, lo que recuperará al máximo la vulnerabilidad de esta área en las personas preocupadas por verse más jóvenes y sentirse, por qué no, más lindas.

 

La flaccidez y caída de párpados(ptosis) dan al rostro aspecto de cansancio y tristeza. Durante la noche los párpados y los ojos se relajan 
Código de Artículo: 5052
Fuente / Referencias Bibliográficas:
  • Cosmiatría II - Capítulo Párpados. Viglioglia y Rubin.
  • Revista Óptima - Técnicas de Rejuvenecimiento facial.
  • Revista Nouvelle Estetique - Año II Número 7 Octubre 2004
  • Revista Ultimate Beauty - Cirugía estética y Cosmética avanzada.

AUTOR/ES DE ESTE ARTÍCULO:

Especialidad: Cosmetología

Téc. Cosmetología Médica, egresada de la Escuela Universitaria de Tecnología Médica (EUTM)

Vice presidenta Asociación de Cosmetólogas Médicas del Uruguay (ACMU)

Email: info@eugeniaoyenard.com